Funcionarios

Los jefes de prensa de los Tribunales Superiores de Justicia

A finales del 2004, o principios del 2005, andaba yo de fiscal sustituto por Teruel (sí, Teruel existe, aunque a veces lo dudo), o de secretario de la citada Audiencia Provincial (Teruel también tiene una Audiencia, aunque parezca mentira), cuando llegó a mis manos un escrito del CGPJ, de solo un folio, diciendo que se […]

Abogados del Estado: Empleos públicos, negocios privados

Recientemente publicamos un artículo sobre la encomienda a un abogado del estado de los cientos de pleitos que genera la Universidad de Zaragoza, con un coste en las dos últimas décadas de casi un millón de euros. Dinero cobrado por el citado señor como abogado particular, pues estaba autorizado a ejercer privadamente la abogacía. Es […]

El fiasco autonómico aragonés

Dentro de unos días celebraremos de nuevo el Día de Aragón, y creo es hora de poner sobre el papel más bien sobre el ordenador, la opinión que a muchos miles de aragoneses –seguramente cada vez a más- nos produce este curioso fenómeno del autonomismo español. En el caso aragonés, que creo es trasladable a […]

La acusación popular “molesta” a los partidos políticos

El derecho penal español contempla la existencia de hasta cuatro posibles acusaciones: la pública, encomendada al Ministerio Fiscal, la particular, a las víctimas del delito, la popular, a entidades que defiendan los intereses públicos, pero sin ser directamente perjudicadas por el delito, y la privada, meramente residual, únicamente para los delitos de injurias y calumnias, […]

Contratar más funcionarios no es la solución para acabar con el desempleo

Un autor cuyo nombre ahora no recuerdo, decía que había dos clases de españoles: los que eran funcionarios, y los que querían ser funcionarios… Y no le faltaba razón. Cualquier persona medianamente normal piensa que en España sobran empleados públicos en todas las administraciones, a excepción de sanidad y educación. Es algo tan obvio que […]

Parado, no te fíes del INEM

Un buen amigo mío, ya sesentón, tras haber trabajado muchos años en la función pública, pero siempre como contratado temporal, interino, personal eventual, etc., es decir, con el culo al aire, al final se vio en el paro, como consecuencia de la reducción del empleo público precario, que dicho sea de paso, es el único […]