Tribunal Supremo

La presencia de fotógrafos en los juicios penales

Después de la aprobación de la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1980, comenzó a permitirse la presencia de fotógrafos en los juicios, un mundo que siempre había sido hermético a la publicidad, salvo algunos jueces estrella, que al final acabaron estrellados. Se entendía que la justicia debe de ser pública, y […]

Letrados e iletrados de la Administración de Justicia

He sido secretario judicial sustituto, es decir, sin oposición, por enchufe (en mi caso por concurso de méritos), y tengo un gran respeto al gremio. La verdad es que nunca había vivido tan bien, ni había firmado tantas decenas de veces al día, en ocasiones hasta centenares (con lo que a mí me gusta firmar, […]

Manos Limpias sigue ganando batallas después de haber sido declarada muerta prematuramente

Acabo de recibir copia del Auto de 24 folios de la Ilma. Audiencia Provincial de Sevilla, Sección Tercera, de la que ha sido Ponente el Ilmo. Señor magistrado don Luis Gonzaga de Oro-Pulido Sanz, y que estima la recusación promovida por el Sindicato de Funcionarios MANOS LIMPIAS contra Don Pedro IZQUIERDO MARTÍN, Magistrado de la […]

Guerra de fiscales: Al suelo, que vienen los nuestros

Una década como fiscal sustituto, es decir sin oposición, pero nombrado a través de un concurso público con todas las de la ley, creo me autorizan a opinar, siquiera brevemente, sobre el misterio fiscal (no es un error), es decir sobre esa Institución constitucional tan extremadamente opaca, por no decir casi secreta. Estamos asistiendo estos […]

La jurisprudencia del promotor de la acción disciplinaria del CGPJ

Hay una jurisprudencia que interesa, y mucho, a los jueces, y es la que emana del Promotor de la Acción Disciplinaria. En realidad no deberíamos hablar de jurisprudencia, pues como todos sabemos es la que emana del Tribunal Supremo, sino más bien de “criterios” del citado Promotor, hacia el cual debo expresar, en primer lugar, mi […]

España le debe a Manos Limpias…

Decía don Ricardo de la Cierva, que en paz descanse, que la mejor forma de guardar un secreto es publicarlo en un libro, dada la tradición alergia de la mayoría de los españoles a leer… Y no le faltaba razón. Así hice yo, convencido de la bondad de la acción, al publicar como Epílogo de la […]