Paro

Los españoles primero…

España tiene unos cuarenta y ocho millones de habitantes censados, y posiblemente uno o dos millones más en situación irregular, es decir, unos cincuenta millones de personas. ¿Saben cuantos extranjeros hay en España, según los datos oficiales? Pues alrededor de ocho millones censados, y seguramente un par de millones más sin papeles, es decir que […]

Necesitamos un partido que defienda a España y a los españoles

Que España necesita un partido que defienda a España y a los españoles, creo es algo fuera de toda duda. Y que el PP, y en general la práctica totalidad de los partidos que podríamos decir “nacionales” existentes, también. Los personalismos campan a sus anchas. Todo el mundo quiere ser presidente de algo, aunque sea […]

Las bolsas de juristas sustitutos

Comenzaré diciendo que el Consejo General del Poder Judicial y el Ministerio de Justicia tienen a su servicio a un gran grupo de competentes juristas, agrupados en tres bolsas distintas: la de jueces sustitutos y magistrados suplentes, en el caso del CGPJ -aunque en este caso habría que hablar más bien del CGJJ, es decir, […]

Las bolsas de empleo tienen que abrirse y ser rotatorias

Las recientes elecciones autonómicas y municipales han supuesto una cierta entrada de aire fresco en las hediondas dependencias oficiales. Pero persisten las viejas prácticas, entre ellas la existencia de una administración paralela, formada por personal enchufado, recomendado, opositores fracasados (en España haber suspendido una oposición es “mérito”, curiosamente), etc. Conozco gente que llevan más de […]

Los derechos ornamentales en la Constitución Española

Nuestra Constitución reconoce numerosos derechos que podríamos llamar “ornamentales”, en el sentido de que en la práctica no existen, o son inaplicables. Y no me refiero sólo al reducido núcleo de los derechos fundamentales, que como sabemos son los comprendidos del art. 14 al 29, más la objeción de conciencia del artículo 30, sino a […]

Las bolsas de personal contratado

Estas bolsas, existentes en la práctica totalidad de las administraciones públicas, se forman con los “aspirantes” a personal interino y contratado temporal. El personal eventual, de confianza, se nombra discrecionalmente, “a dedo”, y siempre con criterios políticos, pues los partidos tienen a considerar que estos puestos son parte del “botín” obtenido al acceder al poder […]