Avalanchas de cientos de miles de demandas amenazan colapsar la la juridiscción civil

La existencia de varias “churrerías jurídicas” en nuestro país (puede verse mi artículo previo sobre el asunto), y el continuo latrocinio a que la banca nos somete a todos, así como los precedentes judiciales de varias sentencias en favor de los consumidores, nos indican que los juzgados civiles de toda España van a recibir en […]

Los diputados aragoneses legislan en su propio beneficio

Hace algún tiempo dediqué un artículo al asunto, titulado “Soy súbdito pero quiero ser ciudadano (a propósito de las Cortes de Aragón”). Puede verse en mi web Navegando Contracorriente, en donde figura como el segundo más popular, es decir, de los más visitados. El asunto se refiere a determinadas pensiones de cesantía que los diputados […]

Churrerías jurídicas

Hace años, siendo fiscal sustituto en Zaragoza, coincidí con el juicio de divorcio de quien hoy es titular de un gran despacho jurídico, de los primeros de España, de esos que se anuncian en televisión, etc. Y a pesar de ser su primer juicio como abogado, no lo hizo mal, la verdad, y así se […]

El Rey ni está ni se les espera…

Ayer habló el presidente de la república española, digo el presidente del gobierno, pues España todavía no es una república, pero todo se andará. Cumplió con lo que se espera de él: más bien poco. Amagó con hacer algo, pero al final no va a hacer nada, como siempre. Se limita a echar balones quiera, y […]

Los jefes de prensa de los Tribunales Superiores de Justicia

A finales del 2004, o principios del 2005, andaba yo de fiscal sustituto por Teruel (sí, Teruel existe, aunque a veces lo dudo), o de secretario de la citada Audiencia Provincial (Teruel también tiene una Audiencia, aunque parezca mentira), cuando llegó a mis manos un escrito del CGPJ, de solo un folio, diciendo que se […]

El esperpento catalán

Llevo dos días descentrado, cabreado, inquieto, preocupado… No sé qué me pasa, pero creo que los síntomas son claros y evidentes: me duele España. La situación es realmente esperpéntica. El penoso espectáculo del “parlamento” catalán nos sitúa a la altura de Venezuela o Guinea Ecuatorial, y muy cerca de Taiwán, donde las sesiones terminan frecuentemente a […]